Divina Justícia. (Jerónimo, el patrón de los traductores).

dilluns, 18 de maig de 2009


Jerónimo de Estridón (Estridón, Dalmacia, c. 340 - Belén, 30 de septiembre de 420)

"Jerónimo dispuso irse al desierto a hacer penitencia por sus pecados (especialmente por su sensualidad que era muy fuerte, por su terrible mal genio y su gran orgullo). Pero allá aunque rezaba mucho, ayunaba, y pasaba noches sin dormir, no consiguió la paz, descubriendo que su misión no era vivir en la soledad.
La dureza con la cual corregía ciertos defectos de la alta clase social le trajeron envidias, sintiéndose incomprendido y hasta calumniado en Roma, donde no aceptaban su modo enérgico de corrección, dispuso alejarse de ahí para siempre y se fue a Tierra Santa."

Hurgaré en lo más profundo de mi ser,
y, si me queda un ápice de fe,
(prometo escarbar para encontrarlo),
esperaré la llegada de Jerónimo
y que aplique el correctivo
a los merecedores de tal castigo.
(Sin husmear serán encontrados).

2 comentaris:

Josep M;. Sansalvador ha dit...

Encara no m'ha quedat clar si aquest senyor traduÍa o corregia.
Salutacions a l'Empordà !

Laia ha dit...

Em sembla molt que feia ambdúes coses, però l'esglèsia no era massa partidària dels correctius que aplicava, jejeje. I jo que pensava que la mà de déu era estricta i valorava als seus...........

L'hora